domingo, 19 de diciembre de 2010

Silencios

Siempre tuve relaciones basadas en los silencios. 
Todas. 
Las serias, las incómodas, las clandestinas, las utópicas. Todas ellas estuvieron, en algún momento, basadas en el silencio. O, al menos, salpicadas.

No, ellos nunca terminaron de saber todo de mí. Y yo callé cosas sobre las que me hubiera gustado, en su momento, indagar.

Hubo quien no supo que hubiera dejado mi vida toda por un rato más a su lado, quien no supo lo que no tenía que saber y quien no supo todo lo que yo sabía. Hubo quien nunca me terminó de cerrar y me obligaba a callarme. Hubo silencios que incluían a varias personas y silencios particulares. Hubo aquellos que tenían su silencio propio, pero con los que compartía los silencios ajenos. Hubo quien creía saber todo y quien no quería saber nada.

Hay quienes ya no pueden hablarme, y con quienes ya no me interesaría hacerlo.
Hay pocos a los que les pediría perdón por no haberlo dicho a tiempo, y hay un silencio que me duele en el alma haberme callado. Hay una carta no entregada que se tranformó en silencio que me obligó a generar silencios nuevos.

Ahora todo cambió. Ahora entendí que el silencio hace mal, que el silencio lastima y que el silencio erosiona.
Ahora digo, pregunto, cuento, hablo, canto cuando es necesario, grito si no me escucha.
Ahora me siento más sincera conmigo misma y me sé más auténtica con lo que siento.
Ahora siento que puedo compartir la vida entera, porque no hay silencios que agrieten paredes que no hablan.

Y hoy me dijo: "¿Sabés qué es lo bueno de tu mambo? Que no te lo comés vos sola. Y eso nos hace fuerte a los dos."
Y tuvo razón.

jueves, 16 de diciembre de 2010

2011

2011 trae proyectos.
Académicos y laborales, sobre todo.

Dos grandes desafíos, en distintos ámbitos:
1- un nuevo curso, en un nuevo colegio que abre sus partes y me da la posibilidad de explotar mis capacidades y mis miedos.
2- una académica, institucional y formal Universidad de Buenos Aires, que me saluda este fin de año con la noticia (notición, noticiosota!) de la designación a un cargo docente.

Y yo, que sigo sorprendiéndome a mí misma.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Tenemos un funk propio

No,
él ya sabe que no,
que no le agradece
sin que gane el sol

No,
ella dijo que no,
que no se sonroja
hasta que llame al sol.

Ya no quedan
campos escondidos,
ya no quedan
dueños de amor.
Ya se fueron
noches encendidas,
ya escribieron
sueños de autor.

No,
ella sabe que no,
que ya no anochece
porque no sale el sol.

No,
él contesta que no,
que perdieron las batallas,
que es más fuerte el sol.

Ya no existen
mañanas sin sentido,
ya no huelen
domingos de calor.
Ya no quedan
campos escondidos,
ya escribieron
sueños de autor.

lunes, 29 de noviembre de 2010

(Color)

 En un momento cerré los ojos y fuiste puro color. De los brazos y las piernas y la espalda y el doble y el sin sentido crecían caminos de luz, sonido y color que reescribían todo lo que rodeaba nuestra soledad en compañía.

El mundo estaba apagado y fuiste puro color.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Luis María Pescetti es un gran tipo

  Tres serditos con ce

 Habí­a una ves con zeta tres serditos con ce que bibí­an con ve muy serca con ce uno del hotro sin hache. El priméro sin acento tenia con acento su caza con ese echa con hache de paga con jota. El segúndo también sin acento la abí­a con hache hecho de madera falta una coma o punto seguido Y el tersero con ce la abia le falta la hache y el acento hecho de ladriyos con elle. Adibinen con ve, cuando bino también con ve el lobo feros con zeta: cuál falta signo de pregunta de todos se salbó con ve? El de la casa de ladriyos con elle, porque hera sin hache la mas falta acento recistente con ese. Moralega con jota ahí­ pueden ir dos puntos si uno es trabagador con jota y se esfuersa con zeta la bida con ve lo recompenzará con ese con creses con ce."

lunes, 22 de noviembre de 2010

A relationship totally batshit sane

Quiero pelear.
Me sobra el sueño y me sobran las ocupaciones.
Estoy combativa.

Le sobra el sueño a él también.

Es mi momento, pienso, de descargarme.
Aunque él no tenga la culpa.
Hace un comentario fuera de lugar y me da el pie.
Intento agarrarlo.

Me abraza, me da un beso y me dice: "Yo te amo, está todo bien. Estamos pasados de sueño y necesitamos dormir. Descansá, chiquita. Está todo bien."

Y me neutraliza.
Porque tiene razón, toda la razón.

domingo, 21 de noviembre de 2010

(...)

Hoy me pesa noviembre.
Hoy me pesa mi incapacidad para y me pesa mi búsqueda de.
Hoy me pesa que nadie me haya dicho que no iba a ser fácil, me pesa que me moleste y me pesa noviembre.

Hoy me pesa la polaridad intermitente, me pesan las telarañas y me pesa no llegar a limpiarlas.
Hoy me pesa el tiempo que no pasa y me pesa el tiempo que se acaba.
Hoy me pesan los plazos, me pesan las plazas, me pesan los aplazos.

Hoy me pesa noviembre.

Hoy me peso yo, un poco.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Azahares

Ya cayó el tiempo del azar
y la primavera está
llena de azahares.
Ahora fue tiempo
de elegir convicciones
aunque las seguridades
sean un puñado de tal vez.

Ya cayó el tiempo de lo nuevo
y aparecen novedades
que sorprenden al sol.
Ahora será tiempo
de abrazos elegidos
y que tus estaciones
sigan teniendo
colores a nuevo
y sabor tal vez.

domingo, 14 de noviembre de 2010

(Hora cero)

Me compré una bolsa de palabras en la esquina de mi casa y cuando entré las desparramé por el piso. Se enchastraron, se encapricharon, se enchancharon y me enganché contando sonidos color violeta.
Porque existe la primavera y el pasto se volvió rosa y redondo amarillo limón.
Entonces, abro la ventana, abro los ojos y dejo que entre sin pedir permiso todo el sol terciopelo de la primavera verano que ya llega.
Sonrío en la calle y te recuerdo envuelta en risas de enano. Se me suelta una carcajada del pelo y sacudo bajo la ducha lo que me queda de vos en el cuerpo.
Ahora huelo a hora cero.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

lunes, 8 de noviembre de 2010

Birthday party

Dicen que había más de 50 personas. Dicen que todo el mundo bailaba y era feliz. Dicen que a veces nos encontrábamos en un pasillo y nos decíamos cosas lindas. También hay quien dice que mi remera terminó toda manchada de vino. Dicen que a mí sólo me interesaba su sonrisa y sus ganas de bailar.

Dicen que se celebraba un cumpleaños. 
Yo digo que estaba celebrando muchas cosas más.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Rellena

Mi mamá me dijo: - Estás panzona.
Él me dijo: - Bueno, yo también estoy más gordo. Tenemos que hacer algo por nosotros. Es el amor.

Yo pienso: - La palabra panzona es una patada a las muelas. Y ese yo también no ayuda mucho.

Debe ser el amor. Sí, tiene razón.
Estoy gorda de amor.
Eso.

No es ni la indigente ingesta de alcohol de todos los fines de semana desde hace ya casi 5 meses, ni la novedad de haber descubierto que mi ollita de teflón es grandiosa para hacer pochoclo.

No.
Es el amor.
Eso.
El amor.

martes, 2 de noviembre de 2010

Delicias de la vida de una niña sola I

1- Productos que aprendí a cocinar y comer en múltiples variantes en este tiempo: chauchas (de las finitas), lentejas, porotos, zapallitos, arroces varios, carne y pollo. Todo tiene gusto a curry, a pimienta y a romero. La salsa de soja también es un must indispensable. Y el Casancrem.

2- Compro el shampoo que quiero, la crema enjuague que me gusta y el jabón líquido que mejor me deja la piel. No tengo que andar pensando si alguien usó o no esa toalla antes ni tengo que esconder mis artículos de depilación.

3- Duermo, cuando duermo sola, en diagonal.

4- Duermo, cuando duermo acompañada, si duermo, del lado derecho de la cama.

5- Cualquier hora es hora de mate.

6- Tengo un limonero que me está dando limonada, frescura y alegría desde hace ya unas semanas.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Priceless


Maquillaje base octava marca: $12.
Polera media estación cuello bote: $25.
Pañuelo de muchos colores: $30.
Tener que disimular un chupón a los 25 años para que los alumnos no hagan preguntas inconvenientes: no tiene precio.

La felicidad tampoco tiene precio.
Ya pagué mucho para ser feliz, y ahora estoy recuperando todo lo que invertí.

jueves, 21 de octubre de 2010

Work in progress

Drexler: teoría del autante

La diferencia entre un cantante-autor y un autor-cantante que radica en la ficcionalización de su lírica y en la construcción de un universo espacio-temporal a partir de las letras y de su apreciación acerca del quehacer musical.

Por lo pronto, me quedo con frases como:

"Y la tarde se escapa verso adentro,
Y yo sigo buscando sin encontrar mi centro.
Y pongo ladrillo sobre ladrillo,
Y sigo sin dar con el estribillo."

Y me la paso escuchándolo, porque hace bien, en búsqueda de momentos de iluminación.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Celebraciones

Ayer me confirmaron horas titulares en un colegio el año que viene.
Y yo soy feliz.
Hasta la coronilla.

Ayer fuimos a festejar.
Qué rica que es la cerveza negra.

Yo brindé por las horas y por tantas otras cosas.

lunes, 18 de octubre de 2010

Memoria en fotogramas



En diez por quince
escribiste parte de tu memoria
para que no se volaran
las imágenes nuevas.

Quisiste pintar montañas,
pero la caja de acuarelas torpes
se había secado bajo el sol.
Hubieras intentado dibujar
la cara de aquel pianista de música viajera,
pero tenías los dedos mudos y el lápiz vacío.

Ensayaste una fotografía en prosa
cuando un olvido te olvidó las ganas:
"necesito recurrir a esta inspiración revoltosa
para recordar una ciudad de muros y city walk."

Cantaste recorriendo ciudades
a las que viajás con esos mismos acordes:
el sol de Madrid es un moving constante
y las calles de Berlín se recorren en bicicleta.

Entonces escasillaste recuerdos
en ventanas de diez por quince,
que desempañan vidrios de papel fotográfico.
Reuniste fragmentos narrados en poesía visual
que re crean memoria en fotogramas
y re producen lo que no quisiste olvidar.



domingo, 17 de octubre de 2010

VIII. (Perspectivas)

Nos dicen que somos lindos.
Nos dicen que les damos esperanzas y que les generamos amor.
Que les gusta vernos bailar, que somos parecidos, que nos reímos igual.
Nos dicen que no tenemos miedo de ser como somos ni de jugar cuando queremos.

A mí me gusta sentir que lo que sentimos se proyecta y se recibe desde tantos otros puntos de vista.

jueves, 14 de octubre de 2010

Señales

Hace semanas enteras que tengo algo: tos, resfrío, alergia, sarna (sí, sarna), otitis.
Ahora empecé con cistitis, y estoy meando ácido muriático hirviendo.

Me parece que el cuerpo está queriendo dar su opinión sobre mi ritmo de vida actual.
Mamá y papá ya la dieron.

Y yo, que estoy en mi mejor época, lejos. Laburo de lo que quiero, estudio lo que me gusta, me hago la investigadora, estoy saliendo lo que no salí en años, tengo una persona que me adora y me acompaña a todos lados, tengo amigos por todos lados y me paso todos los viernes pensando cuál de todos los planes para el finde me conviene.

Pero tengo un cuerpo que no quiere aceptarlo. Que se joda. Por puto.

martes, 12 de octubre de 2010

Crónica

El post día del tiempo prolongado deja zapatillas de colores, flores en los ojos, bicicleta y turaru raru.
Deja eternidades no eternas, conciencia de deseos de no estabilidad y ganas, sobretodo, de que sí.
Porque hay besos amanecidos que tienen sabor dolce far niente. Hay adoquines despeinados, agua circundante, la vuelta del perro y el viento que despeina y hace que la bandera chasquee los dedos.
Quedó el sol en nuestra piel y un lugar que estalla de recuerdos en la alegría, rearmando topologías y gente varia.
Es la posibilidad de querer por tiempo indeterminado, cuando el tiempo no tiene ni forma ni posible figura.
Es la posibilidad de recitar, componer y cantar.
Es que hay lugares esperados que tienen puertos y puertas y puentes levadizos.
Que si queremos querernos bajamos el cierre y nos alejamos del mundo en nuestra propia caminata lunar, que nos obliga a besarnos envueltos en risas cómplices.
Es regalarte compañía y desnudarte el cuerpo y el alma para que sepas lo que no sabías y empieces a dudar de mi capacidad de ficción constante.
Es ser performance del día a día, en las ganas y en las sonrisas.

viernes, 8 de octubre de 2010

¿Y si nos vamos?


Soy tan femenina para armar mochilas de viaje.
Hay tantos porsilasdudas, que me doy vergüenza.



jueves, 7 de octubre de 2010

Andaré

Andaré
porque sino
nos comenzamos a querer mucho
vos y yo.
Hasta tu nombre pide prosa,
y yo, sin miedo,
cantaré,
porque sino
nos comenzamos a saber mucho
vos y yo.
Y cuando tus ojos
pidan blanco,
yo voy a ser ruido
y cuando tus manos
sean sol,
yo voy a ser olvido.
Sanaré,
sin tiempo,
porque sino
nos comenzamos a beber mucho
vos y yo.
Y cuando tu nombre pida prosa,
yo, sin miedo, cantaré
porque cuando tus mañas
pidan suelo
yo andaré.
Porque sino
nos comenzamos a querer mucho
vos y yo.

miércoles, 6 de octubre de 2010

martes, 5 de octubre de 2010

VII. (Consejos)


Joven caballero, nunca se llene la boca con palabras de más.
Si se la pasó diciendo que ella tenía labios de vieja, que no sabía darse cuenta si era linda o no,  que "con (ella) no pasó nada", que "con (ella) no pasa nada", que "con (ella) no va a pasar nada", que "te estás haciendo la película sola",  que "(ella) no me interesa", tenga la decencia de mantener su palabra.

Eso en mi barrio se llama coherencia.

lunes, 4 de octubre de 2010

Freno a contrapedal

Me pongo a escuchar


y me doy cuenta que no, que yo no quiero frenar nada.

La tarde del domingo siempre es un momento de reflexión. Se entrecruza la maravilla de otro fin de semana compartido (con vos, amigos nuevos, bicicleta, asado, vinito y amor por doquier) con el cansancio y la sensibilidad a flor de piel, y parece que las ideas se chamuscan.
Y es volver a casa con el corazón a cuestas, pensando que necesito frenar y reorganizar mi corazón, para protegerlo. Que amar tan rápido no es sano, que sentir tantas cosas irreales no es recomendable. Que, tal vez, te esté cargando con pesos que no te merecés, por sentirte tan encontrado.

Pero en el viaje sigo con el olor de tu compañía y con el sol de la tarde en la memoria, y empieza  a sonar esa canción.

Y entonces, me doy cuenta que no, que yo no quiero frenar nada. Que, si me voy a lastimar, que sea por venir corriendo, con el viento en la cara y con el sol en los hombros.



domingo, 3 de octubre de 2010

VI. (De amores pasados)

Joven damisela, evite las comparaciones.
En caso que el amor actual salga beneficiado (además de hacerle estallar el alma de alegría y de comprobarle que el amor en el que usted creía existía en alguna parte del mundo) usted replanteará todo el pasado como si fuera un borrador mal escrito.

Recuerde, joven damisela, que hasta los grandes caprichos, por largos que hayan resultado ser, fueron un paso más en el camino para estar en los brazos en los que está ahora.

sábado, 2 de octubre de 2010

Buenas costumbres

Te me hiciste costumbre en el cuerpo
y el cuerpo se acostumbró a buscarte
entre esas sombras en las que no te tengo.

Entonces prendo velas que iluminan el silencio
y busco la forma de descubrir tu escondite
entre las sábanas que reclaman tu distancia.

Y dibujo mapas mentales uniendo lunares
para recordar los paisajes de tu cuerpo
que no hice luz ni fotografía.

Y salgo a colonizar nuevos lugares,
a plantar besos por banderas
para no perder prácticas repetidas ni costumbres.

viernes, 1 de octubre de 2010

jueves, 30 de septiembre de 2010

Te quiero ilimitadamente

Para que no quede ni un límite en pie
soñé con besarte las palmas de las manos
y redescubrí,
entre canciones de novedad y flores de papel,
un viento que nos despeinó los corazones
(que venían cansados, que venían cansinos)
que querían dar vueltas,
remolinos,
y caer en un mar de mareadas risas.

Para que no quede ni un límite en pie
decidí que iba a quererte sin razones
y entendí,
entre nuevas formas de conocerte cada día,
los renglones que no te cuento
(que caminan saltando, soltando)
que quieren ser voz,
aullidos,
y aturdir corazones aturdidos.

Para que no quede ni un límite en pie
quiero desdibujarte las líneas,
y pintarte,
entre crayones, colores y blancos y negros,
la forma que no controlo
(que asoma, que aflora)
que quiere ser magma,
libertad,
y un poco de libertinaje.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Primavera (cosa vistosamente varia y de hermoso colorido)

Septiembre les pide a las chicas
que muestren piernas y piel a mansalva,
y a cambio les regala
un montón de sol nuevo y perfume de azahar.

Septiembre trae alergias
que suena parecido a alegrías
y las flores sacuden en nuestros hombros
caspa de colores y pañuelos en la mano.

Porque septiembre es bipolar,
bisagra,
binorma,
porque septiembre es
primavera ciclotímica
y jazmines en el aire.

Y ellas sonríen en septiembre
porque tienen piel y piernas a mansalva.
Septiembre les regala noches con luna grande
y resacas de resfrío y voz ronca.

Ellos, entonces,
abrazan con dobles ganas,
ganas de piel, ganas de piernas
y ganas de jarabe con sabor a beso.

Porque septiembre, caballeros, es bipolar,
bisagra,
binorma,
porque septiembre, señoritas, es
primavera ciclotímica
y jazmines en el aire.

Hay un limonero que estalla perfumes
y un árbol de botones de colores.
Hay latidos verdes que alargan la luz del sol
y septiembre se llena de sonrisas cómplices.

Ellos entienden las metáforas,
pero prefieren pasarse las horas renovadas
descubriendo que septiembre trae en los bolsillos
caramelos de menta y flores de miel.

Porque septiembre, buenosmozos, es bipolar,
bisagra,
binorma,
porque septiembre, damiselas, es
primavera ciclotímica
y jazmines en el aire.

martes, 28 de septiembre de 2010

Dos a días

Ya no creo
en eternidades
ni en eternas compañías.
La luna se desviste
pidiendo permiso,
y pasean las flores
sin la primavera.
Hay día a días,
soles negros,
pérdidas de energía.
Hay voces,
caídas,
vacíos,
hay inesperadas agonías.

Hay ahora,
mañana,
hay tal vez,
ayer,
hay algún día.

Ya no creo
en soledades
ni en solitarias utopías.
Me pierdo en espacios
que no son lugares
sin tu compañía.
Las nubes adivinan,
y viajan los sueños
pidiendo permiso,
a plazas no recorridas.
Hay goces,
subidas,
estíos,
hay renovadas cacerías.


Soy ahora,
mañana,
soy tal vez,
ayer,
soy algún día.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Lugares


Hay lugares en la vida de todas las personas que son lugares con un aura especial. Yo tengo algunos más espirituales, otros más superficiales.
El Gran Rex, por varios motivos, es uno de esos lugares que me movilizan de una manera especial. Es un lugar en el cual la sensibilidad se extrapola en mi cuerpo, sin que yo pueda contenerlo, y me muestra cosas que, si bien ya las sabía, no era capaz de escenificarlo.

Ahí terminé de conocer a Ismael Serrano y comprobé que el amor materno es algo que no todos tienen la dicha de vivir con la potencia con la que lo vivo yo, cuando en esa canción nos descubrí llorando, por los mismos motivos y el mismo amor.

Ahí, también, puse punto final a una relación que ya venía apagándose, y que se terminó de apagar en un concierto desdichado, en el que me sentí inmensa, infinita, pero, también, muy sola y casi indefensa. Ese día me supe jodida, pero contenta. Y lloré en la soledad de la compañía, por última vez.

Hace unas noches, el Gran Rex volvió a regalarme un momento así. Hace unas noches lo descubrí bailando y sonriendo. Lo descubrí feliz. Me miró, me agradeció, me dio un beso y yo supe que estoy en el lugar del cual no tengo ganas de irme. Del cual ya no me voy a ir. El domingo terminé de enamorarme, por completo, al son de Jorge Drexler y una canción llena de colores nuevos.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Miedos


Acariciame lo que queda de cuerpo después de haberme besado y pedime que no te sonría por verte en plena entrega, sin miedo y besándome el alma.
Acariciame el alma y pedime que no me quede miedo en el cuerpo, después de habértelo regalado sin miedo y con más deseos que el deseo mismo de sentir tus caricias en el alma.
Acariciame el cuerpo cuando ya no quede más alma y sentí los miedos que te regalo, sólo por haberme hecho alma desde la primera vez que decidí regalarte un poco de cuerpo.
Dejame que sea alma y pedime que te acaricie lo que que te queda de cuerpo después de haberte desnudado el alma, después de haber desnudado las dudas que me inundan desde que decidí regalarte el alma.

Porque hay veces que dos cuerpos se convierten en un alma y se regalan, mutuamente, a las ganas de sentir que ya no son un cuerpo, que ya no son un alma.

Dejame que te regale el alma, porque ya no tengo más cuerpo que el cuerpo que te regalé y las ganas que ya no son mías, porque ahora son de un alma que no es nuestra, que no es nosotros, pero que nace de mis ganas de regalarte el alma.

Abrazame en silencio y dejame que me quede con un poco de voz, con un poco de tu alma.
Dejame en silencio y pedime que te bese el alma, cuando ya no nos quede más cuerpo, cuando ya no nos quede más voz y cuando ya no nos quede más alma.


jueves, 16 de septiembre de 2010

Fetichismos

Para mi cumpleaños me regalaron un anotador nuevo.
El viejo, que ya pasó por tantas historias, viajes, cambios de ánimo, amores y decepciones, necesitaba jubilarse.
El nuevo es artesanal y tiene hojas ya escritas. Es divertido, tiene una dedicatoria llena de ternura y no tiene renglones. Tiene un anillado enorme y una tapa de cartón corrugado. Viaja conmigo para todos lados.

Últimamente, el proceso de creación está cambiando.
Ahora escribo, imprimo, recorto y pego.
A veces corrijo en lapicera por encima, a veces dibujo en los bordes. A todo le pongo fecha a mano.
A veces el título tiene ribetes, a veces el título no sale a tiempo y debe ser agregado después.

El fetiche de ver mis propias letras impresas me da distintas ganas de seguir escribiendo.

Y, cada vez, me vienen más ganas de imprimir en cantidad, repartir a la gente que quiero, guardarme en el bolsillo el miedo a compartir las cosas y ver qué me devuelve el mundo.


miércoles, 15 de septiembre de 2010

V. (Con los ojos cerrados)

Después de haberle contado ese sueño, me despide todas las noches con un "que sueñes con más plazas".

Yo sigo soñando, que es gratis.

martes, 14 de septiembre de 2010

Paradojas

Me dijo que estoy en un caldo magmático violentamente colórico y otras cosas por el estilo, de las que sabe que me compran.
Que me ve bien, que estoy envuelta en amor.
Me comparó con un lengueteazo en la cara de un Oso cariñosito que secreta miel.
Hasta me volvió a llamar guerrillera lírica, como si eso a mí no me hiciera cosquillas.

Todo para decirme que los corazoncitos (♥) le "afean Internet".

Oh, Dios.


lunes, 13 de septiembre de 2010

Papel

De arroz,
reciclado,
crepé,
glacé,
cartón,
carta,
carbónico,
madera,
pergamino,
prensa,
tapiz,
autoadhesivo,
acuarela,
de regalo,
higiénico,
biblia,
de fumar,
de cocina,
tissue,
fotográfico,
celofán,
ilustración,
cebolla,
de seda,
secante.

A mí, cuando llueve, no me gusta salir de mi casa.
En otra vida, fui hoja de papel.

sábado, 11 de septiembre de 2010

Estresha

El otro día tocó en No Avestruz (¡qué lindo lugar!) y yo lo miré sentada con Jose en los almohadones de la primera fila.
En el intervalo, se escapó un ratito y se tiró en el piso conmigo. Me abrazó y me dijo: "Gracias por venir".
Ya en la segunda parte del recital, me hizo una cara graciosa, desde el escenario, cuando me vio con la cerveza en la mano. Sonreía cuando me veía aplaudir.

Cuando terminó, me abrazó y me dijo: "Gracias por venir."
Yo no podía agradecerle por el buen rato, porque era redundante.

Agregó: "Mientras estaba tocando, me vino una linda imagen a la cabeza. ¿Te imaginás cuando estemos en este mismo lugar, vos con el cajón, yo con la guitarra y los dos con nuestras canciones?"

Ahora ya no escribo poemas, ahora escribo "canciones".
Algunas ya tienen música y todo. Y son, como dice él, "nuestras".

jueves, 9 de septiembre de 2010

Save me

Ok. Yo siempre fui medio cursi para escribir.
Que maripositas, que colores, que primavera.
Yo escribo como minita, y punto.

Pero enamorarme no me hizo bien.

Quiero que me devuelvan, un poco, a la otra, a la desencantada de la vida.

Un rato aunque sea.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Ideas imperfectas

Te miré a los labios y susurrando con el pensamiento te dije:

- No.
No seamos perfectos.
Porque eso es mentira,
lo sabemos.
Entonces,
no,
no intentemos ser perfectos.
No, dale,
no te quiero perfecto.
Te quiero real.
Te quiero plagado de defectos.
Te quiero equivocado,
te quiero chinchuda.
Confrontame,
no me digas la verdad.
No.
No me quieras.
No.
No seamos perfectos.
Seamos lo más imperfectos que nos salga.
Y besémonos hasta mañana para festejarlo.

lunes, 30 de agosto de 2010

El tiempo pasa...


Por suerte, no nos estamos volviendo viejos. 
Estamos ganando experiencia.
Ahora, la gente de nuestra edad que se embaraza no es más un escándalo. De hecho, hay gente que lo está buscando concientemente. Y el resto responde "Mirá qué bien".
Cuando nos juntamos, ya no nos pasamos horas hablando de los años de secundario. Se escapa un "che, te acordás de", pero muy de vez en cuando.
Las conversaciones actuales, de gente madura, pasan por los laburos, las casas, la cocina. Ya hay una pila de casi recibidos, y nos burlamos de los no recibidos, que son los menos.
Cada quien tiene su "otro grupo", que suele ser el grupo que llegó más tarde, pero el que tiene más cosas afines. Nada de grupo segundón. De hecho, nos está costando más encontrarnos entre nosotros, porque cada Fulanito tiene reuniones con su grupo de Menganitos.
Surgió el tema de las vacaciones, y un unánime: "A Mar del Plata de nuevo no". Se barajaron dos o tres destinos, cada cual más utópico que el otro. Pero se tiraron buenas propuestas.

Nosotros nos queremos, sí, en nuestras diferencias.

Aunque comprobé, feliz de la vida, que a Rodri le puedo regalar libros y que dice, sin inmutarse: "La arquitectura también es una ciencia social."

sábado, 28 de agosto de 2010

¿Y ahora?


Ayer usamos un rato de la fiesta a la que fuimos invitados para charlar.
Fuimos a conocer el resto de la casa y había árboles y una luna amplísima.

Hablamos. Nos dijimos algunos miedos y hasta nos emocionamos juntos.

Le tenemos miedo a la rutina y tenemos miedo de estar sobredimensionando todo. Y esa sensación nos hace pensar si seremos capaces de sostener lo que nos está pasando, más allá de la emoción de que esto esté pasando así.
Coincidimos en que no encontramos posibles motivos de peleas, en que nos queremos y en que queremos sostenernos, mutuamente.
Sonreímos de pensar que no teníamos forma de encontrarnos en la vida si no hubiera sido esa noche, y discutimos si es posible que sea el destino, o si es solamente la buena vibra que (nos) erradiamos en ese encuentro. Pero eso también nos hizo pensar en por qué nosotros y no otros. Y planteamos, de alguna manera, si no nos sentimos en la obligación de elegirnos, en honor a ese encuentro.

Yo no sé, nada.
Yo volví a casa con toda esa conversación en la cabeza.

El horizonte multicolor está empezando a definirse mejor, y hasta ya está apareciendo algún gris, que lo tiñe de realidad.

miércoles, 25 de agosto de 2010

lunes, 23 de agosto de 2010

IV. (Confirmaciones)

Me mirabas a los ojos en silencio y susurraste:
- Sí.

Yo supe de qué hablabas y qué era lo que no decías.
Me quedé mirándote a los ojos en silencio y te susurré un como respuesta.

Sonreímos.

sábado, 21 de agosto de 2010

Confesiones fílmicas

No estoy segura cuándo fue, pero sí sé que la primera vez que vi Garden State tenía el corazón hecho añicos y alguien innoble me dijo: "Vos tenés que ver esa película."
Esa noche fui triste. Esa noche, lo recuerdo, me fui a dormir llorando y llorando me quedé dormida. Porque en esa película había amor puro, del que yo no estaba segura de haber tenido, siquiera. Amor puro del que no concebía.
Esa noche, con el corazón hecho añicos, lloré por el amor ficticio ajeno. 

Me importó un bledo la ficción y me fui al carajo con el pacto de lectura. Lloré porque la vida tenía una Natalie Portman y un Zach Braff que se amaban a las corridas y me llenaban la pantalla de magma.
Esa noche lloré de desamor.

Voy a acomodar el puff y voy a volver a mirar Garden State sola, después de un poco más de dos meses de sábados en compañía. Mi primer sábado sola en estos meses lo voy a ocupar con Garden State, por segunda vez.

La situación es completamente distinta y soy conciente de eso. Ya no tengo el corazón hecho añicos y ahora vuelvo a creer en el amor que nunca tuve. Ahora, el amor sí es magmático como yo siempre creí que podía ser. Hoy, si lloro durante la película, estoy casi segura que va a ser de alegría. 
Porque la película más magma que vi tiene fragmentos del amor magma que estoy viviendo.

Hoy no me voy a dormir llorando. Me voy a dormir esperando que suene el teléfono. Hoy me voy a dormir sabiendo que hay magma. Y que hay amor. Y que ay.

viernes, 20 de agosto de 2010

Mimos

Es reconocerse
de derecha
a izquierda
cuando sale el sol.

Es eco de niebla
que al despertar
con el rocío de luz
anula la luna.

Es temerle
a las manos vacías,
o ese deseo
de luz azul.

miércoles, 18 de agosto de 2010

III. (Magma)

Mis días llevan signos de exclamación, onomatopeyas y cantos.
Y baile.
Y amor atrás.

Dulce, pegajoso.

Espeso.

martes, 17 de agosto de 2010

Delete y cuenta nueva


Duelos eran los de antes.

La imagen (poética por demás) era deliciosa. La mujer que, despechada o desilusionada, se sentaba frente al fuego con su caja de cartas y fotos y tiraba, una por una, llanto por llanto, todas las palabras pasadas y mentiras y mentirosas. Las menos, eran recortadas y guardadas y siempre había una o dos que, secretamente, se guardaban en un cajón o en un libro.

"Todo lo eliminable se desvanece en el aire", debería haber dicho Berman, si es que no lo dijo.

Hoy, me bastó con borrar la etiqueta de esos mails, dejándolos que se pierdan entre los miles de gigas de almacenamiento que me regala Gmail y las fotos sufrieron destinos varios: carpetas ocultas, Papelera de Reciclaje posterior y velozmente vaciada, cds vírgenes sin rotular, o bien una retocadita estratégica via Picasa.

Así no hay amor eterno que dure una eternidad.

lunes, 16 de agosto de 2010

Poesía, ¿eres tú?

Estaba de malas con la poesía.
Me habían aburrido sobremanera los poetas que me rodeaban y el encajonamiento de las palabras.
La poesía más libre, la que lucha por desencajonarse, me parecía actuada y obvia. Muy obvia.

Ahora volví.
De a poco.

Por suerte.

viernes, 13 de agosto de 2010

II. (Contrapartida)

Para ser realmente cursi y no sentirte disminuído o poco querido o, inclusive, un poquito idiota, es más que necesario una contracursilería que te retruque lo que estás diciendo.

Estoy llegando a niveles tales de empalague que hasta a mí me sorprenden.

Soy feliz.

miércoles, 11 de agosto de 2010

I. (Estática)

Dicen que, cada vez que nos acercábamos, había una pequeña descarga.
Dicen las malas lenguas que era el roce de la lana y el acrílico del bolso.
Dicen las buenas que era un poco más de amor.

lunes, 9 de agosto de 2010

Metáforas II

El sábado me vestí igual que el día que lo conocí, pero ese jean fue transformado, bricolage de por medio, en una pollera.


El sábado me besó igual que el día que lo conocí, pero eso tampoco fue lo mismo.

Debemos haber hecho algún bricolage de por medio.

sábado, 7 de agosto de 2010

Cromáticas

Llenemos nuestro ojos
color primavera,
con flores eternas,
sabor del sol.

Pedime un secreto,
pintor,
en las noches sin compañía.

No pintemos el cielo
azul solo
ni las cortinas del cuarto
de rojo vacío.

Disfrazate de amarillo,
soñador.

Perdamos la capacidad
de permanecer estáticos
y pedime,
con esa sonrisa pasajera,
que te acaricie las ganas
y te escriba un nuevo color.

No me muerdas el alma,
pintor.

miércoles, 4 de agosto de 2010

jueves, 29 de julio de 2010

Welcome

Recibí el sol nuevo en una plaza que nos saludó, escapantes y viajeros.
Abrigada de novedad y brazos nuevos, pareciera que la primavera ya está latiendo.
Por dentro. 



Casi magma.


lunes, 26 de julio de 2010

Regalos


Tengo un cajón flamenco, un vestido floreado, una tetera, un anotador ecológico y un bolso nuevo.
Tengo un grupo de gente que se banca el frío, se viene hasta Temperley y me regala una noche maravillosa.
Tengo dos colgados de la palmera, que aparecen cuando ya todo el mundo se fue, se toman una cerveza madrugadora y me hacen feliz un rato más.
Tengo un alguien que se queda cuando todos se van y dice cosas lindas.
Tengo una familia que me lleva a comer a un lugar españolísimo y  me hace reir todo el día.

Tengo 25.

jueves, 22 de julio de 2010

De soledades



-¿Y qué hacemos con la resistencia entonces?

-Ah bueno, pero esa es una condición sin ecuánime del ser humano... Es muy difícil lo del teorizar con el ser, con las esperanzas, porque puedes confundir necesidades con deseos. Por ejemplo, ¿qué conflicto tenemos con la soledad, cuando resulta el lugar desde donde uno se construye? Es vital la soledad y, sin embargo, la tenemos como una gran enemiga. Vemos al desamor como a un monstruo enorme y horrible cuando, en realidad, es el primer paso del amor hacia uno mismo. Hay que tener cuidado con los conceptos aprendidos, porque luego nos convertimos en víctimas abstractas y eso es peligroso, porque nos hace débiles.

-¿Dice que al desamor, entonces, hay que llorarlo todo de pronto y ya?


-Pues llora, coño, si es lo que te pide el cuerpo. Pero normaliza la situación. Que una persona te deje es un hecho asumible. Yo estoy sola, ¿me ves mal?, ¿me pasa algo?, ¿se me ha caído un ojo? ¡No! La putada es estar acompañado y sentirse solo. ¿Estoy sola? Asumible. Nací sola, cago sola, da igual. Estoy sola: partamos de aquí. No empieces a verter sobre la otra persona todo el sinfín de tus miedos, que ya los tenías antes de que apareciera.



Eso dice Buika.
Y yo sonrío.

Por creérmelo, pero sin dejar de buscarte.


miércoles, 21 de julio de 2010

De balanzas y balances


Como siempre, empecé el invierno adelgazando, culpa de un ritmo de vida en el que no me termino de encontrar. Como poco y como mal. Aunque como lo que me gusta sin tener que preguntarle a nadie más y eliminé toda la cantidad de comida chatarra que comía por semana. Ahora cocino cuando tengo ganas y lo que tengo ganas, sin importarme si al otro le van a gustar las lentejas. A mí me gustan. Y punto.
Pero empecé a engordar, como cada invierno.
Porque a mí la sopa de fideos me gusta con consistencia de fideos, no de sopa. La Vitina me fascina tipo papilla, como guiso de arroz, guiso de fideos, guiso de guiso. Y mucha papa. En invierno me gusta el almidón. 

No me interesa demasiado, por otra parte, porque me siento linda. Me tienen en ese estadío precioso en el que te hacen sentir linda todo el tiempo, en cada abrazo, en cada novedad. Me miro de más en el espejo, me pongo linda para gustar. Me siento linda cuando estoy en camiseta de algodón y despeinada y me mira sonriendo. Me siento linda cuando le digo: "No me dejes entrar en la zona de la comodidad" y me responde: "¿Por qué no, si así sos mucho más linda y un poco más real?"

Entonces, de la balanza paso al balance obligatorio de cada 20 y tanto de julio.
Y el balance da positivo.

Y yo sonrío con todo lo que puedo, termino de cerrar pasados y resignifico este presente, encontrando nuevas canciones.

Ahora sí, transito lugares en los que tengo que estar.
Y lo hago con los ojos bien abiertos, para no perderme cosa alguna.




martes, 20 de julio de 2010

Trueques


Te llevaste mis inquietudes envueltas en un papel de arroz y todas las sonrisas que te entraron en el bolsillo.
Mis miedos confesados, un abrazo que te pide cosas nuevas, un chocolate en los labios y un día que llovía, ajenamente.
Te llevaste todas las risas que no pudiste ver y ese salto a un charquito que me miraba incrédulo.

A cambio, me dejaste el pelo y la cama revueltos, un beso en la mitad de la espalda, un lunar nuevo para mirar con los ojos cerrados y fragmentos tuyos perdidos por la casa.

domingo, 18 de julio de 2010

E... e... E... E... e... E... Este es mi mundo



Gran forma de empezar las vacaciones.
Bechelli + Onda Vaga + Monnanni + Gineceo + "- Yo estoy esperando la crisis.- En serio? Yo no."

Grandes vacaciones por delante.

miércoles, 14 de julio de 2010

Inoportuno

Yo no quería.
Yo no buscaba.
Yo tenía todo ordenado.
Yo levantaba la bandera del "soy sola y me la banco."
Yo escuchaba a Buika y me llenaba de voces femeninas.
Yo votaba a favor de la soledad selectiva.

Y llegaste vos.


"Cuánta estrategia incumplida
aquella noche sin luna"
 

sábado, 10 de julio de 2010

jueves, 8 de julio de 2010

Relax mode on

Me voy a relajar todo lo que sea necesario.
Voy a cerrar los ojos y voy a esperar que vuelva el tacto nuevo que ya empieza a tener recovecos propios.
Van a aparecer sonidos tuyos y yo no me voy a sentir parte de eso.
Voy a ser ajena y voy a sonreirme por eso mismo.

En un costado, envuelta en novedad.
Y si en el medio siento que me enamoro, bienvenido sea.

Por todo lo que dure ese solo rato.

lunes, 5 de julio de 2010

domingo, 4 de julio de 2010

Simplifiquemos


Ya lo dijo Ailín.

Qué bueno sería poder decirte a la cara "pibe, me gustás" sin enroscarme conjeturando qué carajos pensarás al respecto.

jueves, 1 de julio de 2010

Obligaciones


Basta de que las obligaciones sean sólo impuestas por los demás.

Este fin de semana te veo.

miércoles, 30 de junio de 2010

Ant work


Ella quiere empezar a mover piedrecitas, porque el camino ya está casi marcado, pero no es seguro. Se sube a la bici, empieza a andar, y las piedritas le golpean los ojos. O le rayan el aura.
Entonces, ella quiere bajarse de la bici y empezar a mover piedritas de colores, grises, cascotitos de barro y algún que otro remache oxidado. Quiere pasarse toda una tarde arrodillada, recolectando y limpiando el camino.
Tiempo le sobra.
Y una tarde invertida en eso le va a dar nuevo color a su cara y un poco de alivio a su aura.
Sabe, también, que no puede cargar la bolsa que trae con todas las piedras que quisiera.
Porque la bolsa llena pesa, y las piedras se mezclan entre sí. Y se arma lío.

Tiene que elegir piedritas de colores brillantes, piedras en las que se refleje el sol.
Piedras que no sean pesadas ni viejas ni oxidadas.
Piedras que no sean yuyos disfrazados de piedras.

Ella quiere mover piedrecitas.
Porque con esas piedras puede ponerse a construir cosas nuevas.
Refugios, por ejemplo, para que el próximo viaje en bici tenga un camino más placentero.

viernes, 25 de junio de 2010

Write on me

"Con un punto en la i, él me disolvía." 
(Primeras historias, João Guimarães Rosa)



miércoles, 23 de junio de 2010

Atracción fatal siglo XXI


Es tanto más fácil que antes. 
La idea es deshacerte los sesos pensando de qué manera podés llegar a tener un amigo en común.
Facebook es la herramienta maestra del stalker moderno.
De última, le cocinás la mascotita que con tanto cariño vio crecer en PetSociety, y listo.

 
www.facebook.com
F5 + F5 + F5 + F5 + F5 + F5 + F5 + F5 + F5 + F5

sábado, 19 de junio de 2010

Felicidad portafolio


Le preguntan cómo está. Ella sonríe y responde: "Feliz".
Y toda una turba de incrédulos se le vienen al lomo. Están aquellos que le festejan la gracia, los que le discuten la osadía.
Ella arremete, pero tiene un grupo difícil de disuadir. Porque si decís que sos feliz, aparentemente, estás olvidando algo. O estás tapando algo. Si sos feliz, es porque no tenés la capacidad de ser triste, le responde un valeroso contrincante. Nadie puede ser feliz todo el tiempo.
Ella responde que no, y siente algo de lástima por ellos. Ella responde que sí se puede ser feliz todo el tiempo. Que la felicidad no es un estado momentáneo, sino una elección de vida.

Hoy, ella es feliz porque usó pollera toda la semana.

Y eso le basta.


jueves, 17 de junio de 2010

Please please pretty please



please be philosophical
please be tapped into your femininity
please be able to take the wheel from me
please be crazy and curious

papa love your princess so that she will find loving princes familiar
papa cry for your princess so that she will find gentle princes familiar

please be a sexaholic
please be unpredictably miserable
please be self absorbed much (not the good kind)
please be addicted to some substance

papa listen to your princess so that she will find attentive princes familiar
papa hear your princess so that she will find curious princes familiar
 
please be the jerk of my knee 
i've fit you always
you finish my sentences 
I think I love you
what is your name again 
no matter 
i'm guessing your thoughts again correctly
and I love the way
you press my buttons 
so much sometimes I could strangle you

papa laugh with your princess so that she will find funny princes familiar
papa respect your princess so that she will find respectful princes familiar

please be strangely enigmatic
please be just like my

lunes, 14 de junio de 2010

Poslecturas lejanas

***

Ella abrió un libro de piel de lejos
que decía susurros de lo no dicho.
Ella abrió un libro de lejos de piel
que era imagen y suelo.
Ella encontró piel en un libro de lejos
que no tenía cantos (canciones-refugios) escondidos.
Ella libró una batalla en piel de lejos
y quiso acercar lo que no tenía.

***

domingo, 13 de junio de 2010

Back and forward

Lauri - [ta première disciple] dice:
 you sound mmmh... full of something...
Alex dice:
 laura, i am full of inspiration, enthousiasm, love and change 

Volví, llena de ganas como me había ido.
Una noche de mujeres, alcohol, baile y confesiones.
Volví, llena de ganas, para encontrarte lleno de ganas.

Y volver a sentir esta conexión transoceánica, que te hace tan ajenamente mío.

viernes, 11 de junio de 2010

De arrepentidos y decisiones tardías


A mí, por lo visto, me re va el hombre arrepentido. O, mejor dicho, el hombre con un potencial interno para no jugársela y arrepentirse a destiempo. El hombre que me aprende tarde, el hombre que cree conocerme, el hombre que me teme, el hombre que cree no merecerme.
El hombre que, por una razón u otra, cuando puede no quiere y cuando quiere no puede.

No importa.
Yo seguiré anotando en la lista todos los nombres de los arrepentidos a destiempo. De los que, por una razón o por la otra, me prefieren cuando ya no pueden preferirme. De los que piden perdón tarde, de los que prometen tarde, de los que encuentran motivos para decir no y excusas para decir pero si.

No los juzgo, no. Los compadezco, nomás.
Algo de culpa debo tener también, lo entiendo.
Por lo pronto, yo digo me basta.
Agradezco los favores prestados, pero hay lugares que ya no me corresponde seguir visitando.

Me cansé de quimeras, por efímeras y ajenas y ficticias que sean.
No quiero regalar mi tiempo al primer postor que, encima, intenta comprarme con un canto rodado roto.

Yo, por suerte, valgo más que eso.

miércoles, 9 de junio de 2010

Ya rifé todos mis caprichos

 

-Es mejor- le pedí -que te calles,
no me gusta invertir en quimeras,
me han traído hasta aquí tus caderas,
no tu corazón-
y después… ¿para qué más detalles?
Ya sabeis… copas, risas, excesos,
¿cómo van a caber tantos besos
en una canción?

(...)
Y entonces no sé
si soñé o era suya la ardiente
voz que me iba diciendo al oído:
-"me moría de ganas, querido
de verte otra vez"

sábado, 5 de junio de 2010

China ataca Kamchatka


Se acaba de ir de casa mi amigo Mati, que vino a tomar té y contarme sus males de amor.
Una historia más de esas que están llenas de noséquéquiero y yotequieroperonoestoybien.
Hablamos de las relaciones humanas y de este TEG interminable. Intenté escucharlo y aconsejarlo sin meterme demasiado en el fango y pensando que todos estamos muy histéricos, que flota en el aire una nube de alteración masiva y que el psicoanálisis en exceso es una garcha.

Yo, por mi parte, sigo cosechando arrepentidos.
Y eso también apesta.

jueves, 3 de junio de 2010

Te debía esto


Hay sabores vencidos,
manos y amigos,
que tienen mi frente
y oyen mi voz.
Que cuidan vestidos,
pensamientos atentos.
Hay manos y amigos.

Vernos,
mordernos los labios 
y las preocupaciones.
Es necesario
seguirte en mi cabeza 
(hay tantas flores y aromas por descubrir)
Lo sabés y lo sabemos,
los labios rojos y afilados cortan
y lastiman más.
La rabia tiembla de miedo.
Le tiene tanto miedo de muerte 
a esa alegría ajena.
A ese contacto 
de piel
de ti.

Hoy dejemos abierta
la ventana a la calle,
para que seamos viento de noche.
Hoy midamos, 
dejemos que el aliento recorra.
Acariciame y haceme dormir.
Respirame de ti.
Volvete polvo de estrella,
volvete rayo de estrella.
Estrechame en tus brazos.

No, ya no hago caso, no.
No, ya no tengo miedo, no.
Ya no temo de ti.

Rendido y tendido de cansancio
disfrazate de abrazo (de ausencia de ti)
Basta de ropas, besame los pies.
No me mires de frente.
No digas llorando.

Ya no tengamos miedo, por favor.
Temblemos.
Mucho.
Y de miedo.

(05/10/2009)

miércoles, 2 de junio de 2010

Customizame


Me despeinaste las ganas y me sonreíste con ojos chiquitos.
Me hablaste y me pediste que me quedara, me preguntaste cosas y te reíste de casi todas mis respuestas.
Yo hablaba como si fueras la última persona que iba a conocer mis secretos. Te dije que quería seguir creciendo y te sorprendiste por la respuesta.
Vos escuchabas, acotabas, respondías y sonreías.

También me besaste.
Me robaste besos absurdos y jugaste en mi mejilla, reconociéndome.

Conseguí que te acordaras mi nombre y mi cara, para volverme, irremediablemente, estándar.


domingo, 30 de mayo de 2010

Dejá, San Antonio, gracias

Cuando te conocí, le pedí a San Antonio que hubiera cosas erradas y erróneas.
Le pedí que no se dieran las cosas, que no me saques tiempo, que no te guste.
Le pedí que no te dejara enamorarte de mí.
Me escudé en el "no tengo tiempo", "no tengo ganas", "no, ahora no".

La puta madre que concede los deseos este santito.
Voy a ver si le explico que era un chiste.
Y le enseño qué es el sarcasmo.



sábado, 29 de mayo de 2010

Lorquianas


Sin sentido, tomé el libro de Poesía, 2 de Federico García Lorca de esa formidable Obra Completa. Abrí una página al azar y me encontré con un atípico poema en prosa, "Suicidio en Alejandría".
Me quedé con este fragmento. 
Intenté improvisarle encima, pero soy pequeñita.

8 y 17

Ya no tiene remedio. Bésame sin romperme la corbata. Bésame, bésame.

7 y 16

Yo, un niño, y tú, lo que quiera el mar. Reconozcamos que la mejilla derecha es un mundo sin normas y la astronomía un pedacito de jabón.

6 y 15

Adiós. ¡Socorro! Amor, amor mío. Ya morimos juntos. ¡Ay! Terminad vosotros por caridad este poema.

5 y 14
4 y 13

Al llegar este momento vimos a los amantes abrazarse sobre las olas.

3 y 12
2 y 11
1 y 10

Un golpe de mar violentísimo barrió los muelles y cubiertas de los barcos. Sólo se sentía una voz sorda entre los peces que clamaba. 

 

martes, 25 de mayo de 2010

Llovamos

Toda el agua del mundo se ha incendiado
y han quedado los pozos donde hubo lagos.
¿Será que empezó el infierno cuando nos cruzamos en el camino de los desencuentros? Encontrarnos en un movimiento de desencuentros mutuos.
Donde estaban los mares hay desiertos blancos,
donde estaban los ríos hay puro viento manso.
¿Dónde están?  ¿Dónde estás? Guiámonos con los ojos cerrados.

Para verdear la tierra nos separaremos.
Para encontrarnos nos desescontraremos, hasta que haya caminos cruzados.
Vos te irás a los vientos mi amor,
yo me iré al desierto.
El desierto y el viento se encuentran. Y voy a sentir la brisa de tenerte cerca, cuando eso pase.
Y con esa tristeza lloraremos.
Lloveremos.
 



Yo que lloro salado lloraré los mares.
Vos que llorás tan dulce mi amor,
los ríos y los lagos.
Lloraremos, lloveremos.

Y cuando la tristeza haya traído los mares,
hayan vuelto los ríos y hayan vuelto los lagos,
¿Volverán? ¿Volverás?
ahí pasaré a buscarte, mi amor,
¿Estás? ¿Dónde estás?
algo seco, algo mojado,
para que estemos juntos y sonriamos.
Para que estemos juntos.

Sos como el viento que viene, despeina, sopla y se va. 

viernes, 21 de mayo de 2010

Pleasepleasepleasekissme

Hay un momento, antes del beso, que se empieza a besar con la mente.
Ese momento en el que el beso el inevitable y todo se está yendo, para bien o para mal, al tacho. Ya no vas a tener la misma categoría, ni los mismos besos, ni las mismas ganas. Son esos segundos previos en los que te convertís en algo distinto, por arte de la magia misma.
Hoy en día estoy en ese período constantemente.

Qué lindo sería poder decirte: "¿Sabés qué? Hace un rato que te estoy pidiendo que me beses y vos ni enterado."

miércoles, 19 de mayo de 2010

Eufónica

Eufónica,
jitanjáfora,
calambur,
carambola.
Palindrómica,
silente,
anagrama
y
acróstica.

Panlengua,
anáfora.

Eufórica.

lunes, 17 de mayo de 2010

Título: Adscripta a Literatura Española III

adscripción.

(Del lat. adscriptĭo, -ōnis).

1. f. Acción y efecto de adscribir.

2. f. Ur. Cargo de adscripto.

3. f. Ur. Oficina del adscripto.

4. f. Ur. Cuerpo de adscriptos de un instituto de enseñanza.


(Protoinvestigadora de la UBA. Oh yeah.) 

sábado, 15 de mayo de 2010

Sin embargo en mis ojos una pregunta existe
y hay un grito en mi boca que mi boca no grita.
("Tengo miedo" - Pablo Neruda)

Hay momentos de espera.
Y yo espero que los días enanos de otoño avancen con su péndulo algo rengo que desarma rutinas y pide nuevos huecos.
Yo espero como quien espera sentado en la punta de un banco a que llegue el tren. 
Espero como espero que termine una nueva canción, y el mundo estalle en aplausos y llanto.
Espero, con la piel de gallina, que la espera sea quebrada por el susurro que llega y me dice que no me preocupe, que ya llegó.
Espero como espero cuando llego y me quedo esperando que el mundo se rearme, para poder seguir avanzando y esperando, y esperando, y esperando.

jueves, 13 de mayo de 2010

What about brown and golden?

"El elotoño es la más misteriosa de las estaciones porque no hace ni frío ni calor y entonces uno no sabe qué ropa ponerse. Debe ser por eso que yo nunca sé cuándo estoy en elotoño. Si no hace frío pienso que es verano y si no hace calor pienso que es invierno. Y resulta que era elotoño."
Mario Benedetti - Primavera con una esquina rota

El otoño es alergia y voz de viejito fumador.
El otoño es dorados y marrones y ruido de hojas que me dan ganas de que sea siempre otoño.
Porque también es la estación de las mandarinas, de la estufa y de la sopa diaria.
El otoño es la ropa de lana y las ganas de quedarse en la cama un rato más, porque afuera hace frío y la nariz se pone colorada.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Pasados pisados, pasados, posteados

A mis pasados se les da por jugarme malas pasadas.
Vuelven a aparecer, en forma de reproches con mal timing, como sueños, susurrando canciones o revolviendo recuerdos.
Por suerte, con la misma facilidad que aparecen, me demuestran que si pasé y no estoy ahí, algo habrá pasado por ese presente para convertirlo en pasado.
A cada reproche se suman veinte respuestas, a cada sueño se acopla la tranquilidad de que sólo sea un sueño. Las canciones son mías. Y los recuerdos son ficciones, casi como cualquier librito Losada de 4 pesos.

Llenarme de culpas ajenas para comprobar que del desamor se sale detrás de la primera pollera, ya no vale la pena.
Por suerte, no sólo no se muere de amor, sino que al amor se lo mata en la primera esquina que sonríe un poco por demás.

domingo, 2 de mayo de 2010

Laissez faire, laissez passer

 
Ya estoy en la mitad de esta carretera 
con el sol que no se despide,
tantas encrucijadas quedan detrás. 
Un cúmulo de pasados que saludan con una mano en el bolsillo.

Ya está en el aire girando mi moneda  
Una vez más,
y que sea lo que sea. 
Y que sea sea.

Todos los altibajos de la marea,
todas las lunas nuevas que me trajeron acá,
todos los sarampiones que ya pasé.
Y los lugares en los que jugaba a la escondida.
Yo llevo tu sonrisa como bandera
porque sonreís con la cara toda,
y que sea lo que sea. 
Y que sea sea.

Lo que tenga que ser, que sea. 
Que sean las ganas y las esperas.
Y lo que no por algo será.  
Y sin reproches darte un beso en la mejilla.
No creo en la eternidad de las peleas,
no creo en la eternidad de las verdades,
ni en las recetas de la felicidad.
Que se cocina a fuego lento.

Cuando pasen recibo mis primaveras,
24,
y la suerte esté echada a descansar,
y vea pasar las hojas de un otoño nuevo,
yo miraré tu foto en mi billetera,
doblada, ajada, ajena,
y que sea lo que sea.  
Y que sea sea.

Y el que quiera creer que crea, 
yo creo,
y el que no, su razón tendrá.
No vamos a discutir sobre mis verdades tan mías.
Yo suelto mi canción en la ventolera, 
te la doy como regalo de bienvenida,
y que la escuche quien la quiera escuchar. 
Yo quiero que la quieras escuchar.

Ya está en el aire girando mi moneda
Una vez más,
y que sea lo que sea.
Y que sea sea. 





sábado, 1 de mayo de 2010

Check list

  • Ya fui a Granada y visité sus lugares,
  • ya ví Bodas de sangre en vivo, en un teatro madrileño, en versión flamenco,
  • ya aprendí a bailar flamenco, aunque apesto,
  • ya escuché a Buika en vivo, y me abrazó con su voz de susurro en grito,
  • ya subí al Sacromonte y un gitanito viejo me cantó para mí sola, en un verano sofocante, luego de saludarme con su "Adiós, Catalina",
  • ya vi flamenco en el Cardamomo,
  • ya fui a una cueva del Sacromonte, y escuché retumbar su alma.
El jueves por la noche, pude completar un punto más.
  • Ya ví a Diego El Cigala cantándome, a mí sola, en un teatro lleno de gente. Y cantó tango y cantó bulería y cantó alguna rumbita. Y ahí estábamos. Él y yo. Los dos solos. Envueltos en un grito de alma gitana. Y el sonido de sus palmas, que llegaba a donde estaba yo, claro, fresco, vívido. Porque el cantaor canta con el alma, y acompaña con el cuerpo.

    No me lloren la pena negra si se enteran que me muero.
    Porque, desde el jueves, puedo morirme en paz.