domingo, 7 de marzo de 2010

Bitácora de una pequeña niña tuerca II

Hoy vi la segunda y tercera serie desde la cama, en un desvelo horripilante y habiendo dormido muy poco.
Me desperté, me preparé el desayuno y volví a la cama, a ver un rato de la carrera.

Y mirarlo desde en la tele tiene el encanto de escuchar la trasmisión, con frases como:

Ya comienza a sonar la sinfonía en el autódromo de Balcarce.

o bien

Es un ballet de colores.

Qué linda que es la poesía aplicada al resto de la vida.

1 comentario:

chomba piqué dijo...

La próxima nos encontramos en Buenos Aires.